Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

sábado, 12 de junio de 2010

¿En tu casa comen todos juntos?


Comer juntos y en la mesa
Por:
Daniela DiSegni,

07 de junio de 2010, 07:45 AM

Ya sé que las costumbres cambian, vaya novedad. Lo he visto, lo sigo viendo; sé que el cambio es el material del que se hace la evolución de las sociedades y de los hombres. También, porque lo percibo diariamente, siento que este cambio se acelera tanto que el viento que levanta me tiene despeinada desde hace tiempo.

Me basta con pensar en cuántos siglos tardamos en llegar de la oscuridad absoluta a la iluminación eléctrica de las calles y lo comparo con la aparición de Internet que, como un flash o como una enfermedad, en pocos años invadió totalmente nuestras vidas.

Los cambios tecnológicos se nos incorporan sin darnos cuenta. La televisión ya parece un apéndice de nuestro cuerpo, no podemos imaginar la vida sin encender al menos un par de veces por día el televisor y ni siquiera nos impresiona que un niño le pregunte espantado a su abuela si es cierto que cuando ella era pequeña no había tele.


Pues bien, el televisor, la bien llamada “caja boba” o “chupete electrónico” fue quien dio la patada inicial de un partido en el que la familia tiene todas las de perder. La dio el día en que entró en la cocina y en el comedor de la casa y fue amable y eficientemente secundada por sus compañeros de equipo: el MP3, la computadora, los videojuegos y los celulares.

Una nota en la revista del diario La Nación de Buenos Aires, refleja esta situación de manera tan interesante como alarmante. Con los niños prendidos de los videojuegos, el papá del partido de fútbol y la mamá hablando por celular para resolver un problema de trabajo, la idea de comer juntos en la mesa parece una utopía digna de soñadores. Más aún, cuando el tamaño cada vez más reducido de las netbooks y los reproductores de música los hace tan portátiles que se pueden llevar a la cama o al baño y, desde luego, a la mesa.

Los padres y madres cansados por exceso de trabajo y de exigencias aceptan en vez de poner límites. Entonces se come con la tele encendida (pero sin siquiera comentar lo que se ve a menos que se trate de un gol durante el mundial), hablando por teléfono (para resolver situaciones que bien podrían esperar media hora), o se llega al límite de comer cada uno en su habitación para seguir on line.

La comida con toda la familia reunida a la misma hora va desapareciendo como si nos hubiéramos vacunado en contra. La vida se maneja con uno o varios controles remotos, con diferentes botoneras y perillas y el precio que se paga, aunque aún no ha sido calculado al centavo, se sabe que será muy alto.

Porque ahora sabemos, en palabras del Dr. Alberto Cormillot, que comer en familia es más sano porque se digieren mejor los alimentos, se ingieren menos grasas e hidratos, disminuye el riesgo de desórdenes alimentarios, se ingiere menos alcohol y se reduce el riesgo de la droga. No son pocos beneficios si además le sumamos el placer de estar unos con otros, de conversar, de comunicarnos.

Comer en la misma mesa puede y debe ser uno de los ritos más gratos de la vida familiar. Y la mejor manera de disfrutarlo es conversando de temas amables, de lo que a uno le ha sucedido buscándole el aspecto gracioso que toda situación tiene. Hasta los temas más molestos, como las notas de la escuela o los problemas de dinero, pueden llevarse a la mesa si se conversa con calma, se debate, se habla y se escucha y si se toman con humor y con ganas de encontrarle la vuelta.

Y, sobre todo, si hay alguien con autoridad para establecer normas y conductas claras. Eso sí, hay que hacerlo pronto. Y con todos los televisores, teléfonos y demás electrónicos apagados.

¿En tu casa comen todos juntos?

No hay comentarios:

Feliz Cumpleaños 104

NOSOTROS PARTICIPAMOS

RECURSOS

PROYECTO: PARA COMUNICARNOS

Maria Elena Walsh

Loading...

FESTEJOS DEL BICENTENARIO

Egresados 2009

Feliz Dia Seños

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

¡Felices Fiestas!

Premio Bitácora 2012

Votar en los Premios Bitacoras.com